A Mi Perro Le Suenan Las Tripas | 10 Causas [2021]


Cuando a un perro le suenan las tripas, por lo general se trata porque tiene hambre, los gases o el malestar estomacal. Entre varias cosas, igualmente puede ser una indicación de parásitos internos, inflamación, envenenamiento o incluso una obstrucción intestinal.

Los quejidos se desencadenan porque los gases, el agua y los restos de comida se pasean por el estómago y los intestinos. Si existen ruidos muy fuertes indican:

  • Formación severa de gases (flatulencia)
  • Alta actividad del tracto digestivo [1]

Mayormente, solo es motivo para preocuparse si hay más síntomas patológicos, como pueden ser diarrea y vómitos, o si el perro inclusive se niega a comer.

En seguida, aprenderás sobre las 10 causas clásicas del porqué le suenan las tripas, sus síntomas y como contrarrestarlos.

Nuestras Recomendaciones ❤️

#1 Pancreatitis

La función esencial del páncreas es producir jugos digestivos y mantener controlados los niveles de azúcar en sangre.

No obstante, varias situaciones pueden hacer que esta glándula se inflame. Los expertos veterinarios se refieren a una “pancreatitis”. Los factores de riesgo comunes pueden ser:

  • Dieta alta en grasas
  • Bajo medicación
  • Diabetes
  • Mucho sobrepeso
  • Fuerte envenenamiento
  • Hipertiroidismo
  • Lesiones internas [2]
Perro

Generalmente, se puede saber por el hecho de que el amigo peludo no bebe ni come nada o al perro le suena las tripas. Otras señales clásicas son:

  • El perro tiene fiebre
  • Perro toma posición de oración
  • Aumento de los problemas respiratorios
  • Falta de energía y empuje
  • Dolor de estómago severo
  • Diarrea y vómitos [3]

Este tipo de inflamación es capaz de poner en peligro la vida del perro si no se trata. Por lo que, te recomiendo visitar al veterinario de manera inmediata si tienes alguna sospecha.

Si el páncreas del amigo peludo se inflama, lo demostrara físicamente y en el comportamiento. Entre otras cosas, al perro le suenan las tripas, parecen estar flácidos y, generalmente desarrollan fiebre.

#2 Gas

Si existe una cantidad excesiva de gas en el intestino y estómago, por lo tanto no referimos a flatulencia. En casi todos los casos, se origina por comer demasiado rápido. [4]

Esto se debe a que el estómago recibe bocados demasiado grandes que tardan más que los normales en digerirse y causan muchos gases. Otros factores pueden ser:

  • Restos de comida de humanos
  • Dieta muy alta en carbohidratos
  • Alergias e intolerancias alimentarias
  • Alimentos ricos en fibra
  • Cambio repentino de comida
  • Alimento de mala calidad [5]

En el caso de las especies muy glotonas como Rottweilers, Labrador Retrievers, Beagles, Bulldogs, Dachshunds y Golden Retrievers, es muy común que les suenan las tripas, por la manera en que comen.

Si piensa que el alimento puede ser el desencadenante, le aconsejo que con la ayuda del veterinario haga una prueba de alimentación. Esto podrá mejor la vida del perro. 

Cuando los perros combaten las flatulencias, por lo general es porque la una comida no es la adecuada para él. Por lo general, esto se reconoce porque al perro le suenan las tripas y el estómago está hinchado.

#3 Malestar estomacal

El sistema digestivo de los perros es comparativamente primario. Dado que fue solo hace algunos pocos milenios que los amigos peludos se volvieron omnívoros al momento de ser domesticados.

En cambio nosotros, por otro lado, hemos sido omnívoros durante millones de años. Esto es una causa por la cual el malestar estomacal es más común en los perros. Las razones comunes son:

  • Comida de mala calidad
  • Comió pasto o basura
  • Sobras de alimento de las personas
  • Alergenos en el alimento
  • Moho en la comida
  • Alimento estropeado [2]
Perro

Entonces cuando al perro le suenan las tripas es porque lo provoca especialmente las flatulencias que lo acompañan. Otras señales comunes son:

  • Lamido frecuente en el hocico
  • Pérdida de apetito
  • Salivación abundante
  • El perro parece deprimido
  • Diarrea y vómitos
  • El perro se tira muchos gases
  • Apatía [3]

En casi todos los casos, el malestar se puede resolver con un ayuno de varias horas, después se debe hacer, una dieta de fácil digestión, como el arroz cocido con pollo, con esto se sentirá mucho mejor.

Cuando un perro tiene malestar estomacal, le suenan las tripas porque se forman muchos gases. Entre varias cosas, puedes reconocerlo por el hecho de que los perros a veces tienen diarrea, incluso vomitan o babean repentinamente.

Nuestra Recomendacion:

  1. Los 25 Inventos Más Geniales Para Perros

#4 Alergias e intolerancias

Según las estadísticas solo alrededor del 2% de todos los perros luchan con las alergias por alimentos. No obstante, la intolerancia en un estómago sensible es relativamente común. [8]

Fundamentalmente, todos los alimentos son capaces de causar dificultades en los perros. En la mayoría de los casos, aunque, los siguientes alimentos son los responsables:

  • Leche
  • Gluten de cereales
  • Productos de soya
  • Rellenos en el alimento
  • Proteínas de algunos tipos de carne
  • Algunas especias [9]

Va a depender de la cantidad y del tipo de alergia para que se presenten los síntomas. Por lo general habrá comezón severa y al perro le suenan las tripas. Otros síntomas característicos pueden ser:

  • Dificultad para respirar después de comer
  • Enrojecimiento alrededor del hocico
  • Comportamiento hiperactivo
  • Diarrea y vómitos
  • Flatulencia severa
  • Hinchazón de la cara
  • Pérdida de peso [10]

Por desgracia en casi todos los casos, los “alimentos hipoalergénicos” se trata de solo marketing. Entonces, es mejor iniciar una dieta de restricciones o, puede ser necesario, realizar un test de alergia.

Muchas alergias e intolerancias en los perros significar que todo el tiempo luchan con problemas digestivos. Generalmente se reconoce por flatulencia, al perro le suenan las tripas, náuseas y enrojecimiento del hocico.

#5 Parásitos intestinales y del estómago

Los gusanos que se encuentran dentro del cuerpo del perro en los intestinos y el estómago pertenecen a la categoría de “endoparásitos”. No obstante, las pulgas y garrapatas pertenecen a los “ectoparásitos”, porque están fuera de perro.

En realidad, ambos tipos son exactamente igual de comunes. En el sistema digestivo, son más comunes los siguientes tipos:

  • Lombrices intestinales
  • Tenias
  • Lombrices
  • Anquilostomas [11]
Perro

En varios casos, no se presenta ningún síntoma durante largo tiempo. No obstante, si la infestación es muy severa, entonces al perro le suenan las tripas y existen otras señales:

  • Pérdida de peso inexplicable
  • Abdomen hinchado
  • Gusanos en las heces
  • El perro parece cansado
  • Tos constante
  • Gusanos en el vómito
  • Falta de energía [12]

Suministrarle medicamento es suficiente para el tratamiento. Dado que esta clase de gusanos son típicos, es recomendable seguir el plan de desparasitación recomendado.

Cuando los perros se infectan con parásitos estomacales e intestinales, no se detecta de inmediato. Es típico que haya gusanos en las heces, al perro le suenan las tripas y además pierde peso.

#6 Envenenamiento

Cuando se habla de envenenamiento, en su mayoría los dueños de perros piensan que se trata de cebos venenosos. No obstante, la realidad es que esto es principalmente por alimentos comunes.

Dado que inclusive aquellos alimentos que se consideran “saludables” son capaces de poseer un efecto tóxico en los amigos peludos. Esto incluye:

  • Uvas
  • Puerro
  • Cebollas
  • Chocolate
  • Ajo
  • Pasas
  • Aguacates [13]

Según sea el tipo de intoxicación los síntomas y la gravedad de los mismos pueden variar mucho. Las señales clásicas son:

  • Perro se niega a comer
  • Inquietud física
  • Al perro le suenan las tripas 
  • Dificultad para respirar
  • El perro empieza a temblar
  • Jadeo constante
  • Diarrea y vómitos [14]

Si tienes alguna duda, es indispensable la vista al veterinario de emergencia. Si no acudes a urgencias, el riñón y el hígado pueden padecer daños y se produce una falla orgánica.

Cuando el perro ingieren algo tóxico, se ve afectado el sistema digestivo, el hígado y los riñones. Es normal que al perro le suenan las tripas, se vuelve cada vez más inquieto y se niegue a comer. Algunos amigos peludos tiemblan.

#7 Inflamación gastrointestinal

Cuando los intestinos se inflama o el revestimiento del estómago, los expertos la llaman “gastroenteritis”. Las causas más comunes aquí incluyen:

  • Infestación de gusanos
  • Infección viral
  • Desequilibrio bacteriano
  • Envenenamiento
  • Enfermedad del hígado
  • Alergias a los alimentos
  • Problemas renales [15]
Perro

La mejor manera de saberlo es que los perros desarrollan diarrea crónica, vomitan con frecuencia y le suenan las tripas. Otros signos típicos son:

  • El perro tiene fiebre
  • Inquietud
  • Languidez
  • Perro vomita flema
  • Dolor de estómago severo
  • Heces alquitranadas [16]

Para poder dar un tratamiento es fundamental tener un diagnóstico. En situaciones simples, como en el caso de una infección por bacterias, los antibióticos son suficientes.

En otros casos igualmente puede ser necesario modificar la dieta y probar alguna terapia por medio de un proceso de eliminación. Puedes apoyarte con el veterinario.

Los amigos peludos que sufren con inflamación gastrointestinal experimentan dolor abdominal intenso. Esta inflamación se manifiesta por medio de diarrea constante, vómitos frecuentes, un comportamiento inquieto y al perro le suenan las tripas.

Artículos más leídos:

  1. Qué Bien Huelen Los Perros vs. Los Humanos
  2. Qué Bien Escuchan Los Perros vs. Los Humanos

#8 Hambre

Seguramente has notado que después de un largo periodo sin comer y aunado al hambre, tu estómago puede comenzar a gruñir. ¿Cierto?

Esto se debe a que las hormonas en el cerebro desencadenan la sensación de hambre y entonces los músculos comprimen el estómago y los intestinos. [17]

Cuando al perro le suenan las tripas no debes preocuparte. Solo es un problema si el perro tiene hambre y no quiere comer. Las razones comunes son:

  • Dificultad al tragar
  • Dolor de muelas
  • Competencia de comer
  • Moho en el alimento
  • Alergenos en la comida
  • Lesiones en la boca

A veces, al perro le suenan las tripas únicamente porque está mirando al dueño comer y esto estimula su apetito.

Entonces, esto le puede traer problemas potenciales con los dientes o las encías y se reconoce por el hecho de que el perro es muy sensible al tacto en el hocico. [18]

Cuando los perros sienten mucha hambre, le suenan las tripas dado que el estómago y los intestinos se contraen. Generalmente, comiendo se debería resolver el problema. En este caso se requiere precaución si el amigo peludo no puede comer.

#9 Enfermedad intestinal inflamatoria crónica

En algunos amigos de cuatro patas, los intestinos se inflaman, los motivos aún no se han aclarado. Los veterinarios lo llaman “EIIC”. Las causas conocidas son:

  • Sistema inmunológico debilitado
  • Infestación de endoparásitos
  • Intolerancias y alergias
  • Infestación de bacterias dañinas
  • Estrés severo o crónico
  • Genética [19]
Perro

La sintomatología por lo general se desarrolla en fases, entonces hay fases sin ningún síntoma. Las señales típicas son:

  • Vómitos crónicos
  • Al perro le suenan las tripas
  • Aumento de la pérdida de peso
  • Eructos frecuentes
  • Diarrea constante
  • Perro se niega a comer
  • El perro se lame el hocico [20]

Para poder dar un diagnóstico, el veterinario por lo general examina una parte del tejido, hace un examen de sangre, toma una muestra de heces y realiza un examen subsónico.

Actualmente, la enfermedad inflamatoria intestinal aún es considera como incurable. No obstante, esto se puede mejorar con medicamentos y un cambiando la alimentación.

Los problemas digestivos crónicos son inevitables cuando los perros luchan contra el EIIC. Justo por eso, se puede reconocer porque al perro le suenan las tripas, tiene diarrea crónica, vomita constantemente y pierde peso.

#10 Obstrucción intestinal

El bloqueo en el intestino ocurre de dos maneras distintas. Puede ser una obstrucción intestinal mecánica, esto es que un obstáculo conduce al bloqueo.

Cuando se trata de una obstrucción intestinal funcional, por otro parte, ya no es posible que el intestino pueda impulsar el contenido hacia adelante. Las causas típicas son:

  • El perro se tragó un envase de alimentos
  • Formación de úlceras en los intestinos
  • Trago pelotas pequeñas
  • El perro tragó piedras
  • Tumor en el abdomen [21]

En muchos casos, la curiosidad de muchos amigos peludos con frecuencia se vuelve fatal. Es muy común que el perro tenga problemas para hacer sus necesidades. Otras señales clásicas son:

  • Al perro le suenan las tripas
  • Lloriqueo constante
  • Vómitos repentinos
  • Flatulencia severa
  • Eructos frecuentes
  • Perro rechaza la comida seca
  • Diarrea persistente [22]

Te recomiendo que visites al veterinario de manera inmediata para que te dé un diagnóstico y un tratamiento. Debido a si no se trata, una obstrucción del intestino es capaz de poner en riesgo su vida.

Cuando el intestino del amigo peludo se bloquea, los primeros síntomas aparecen a las pocas horas. Es común que vomite o tenga problemas para defecar. Un síntoma común es que al perro le suenan las tripas.

Causas raras
  • Enfermedad del riñón
  • Efectos secundarios de la medicación
  • Ingestión de cuerpo extraño
  • Enfermedad del hígado
  • Tumor en el tracto digestivo
  • Efecto secundario después de la anestesia
  • Síndrome del intestino irritable [23]

Nuestra Recomendacion:

  1. Top 25 Productos Para Perros

Kevin

Hola soy Kevin. Desde que nací estuve rodeado por un Labrador Retriever negro. Y mi lugar favorito para dormir cuando era pequeño era la cama precalentada de mi perro. En este sitio web comparto mis décadas de experiencia y pasión por los perros.

Nuevos Articulos