Mi Perro No Quiere Comer Sus Croquetas | 9 Causas [2021]


Si el perro no quiere comer croquetas, esto puede indicar que existe dolor de muelas o la comida en inadecuada. Igualmente puede tratarse de errores de entrenamiento, deshidratación dolor abdominal o problemas en el hocico.

No obstante si el amigo peludo come comida húmeda y premios, pero solo rechaza la comida seca, entonces por lo general es una buena señal. No comer nada es más preocupante.

Para investigar la razón, el proceso de eliminación se ha probado aquí. Entonces a continuación veremos tanto las causas como los síntomas.

Nuestras Recomendaciones ❤️

#1 Deshidratación

Cuando el amigo peludo no come y no bebe, esto no es una buena señal. Debido a que si no tiene agua tendrá graves consecuencias en únicamente 1 o 2 días.

Los perros que gozan de buena salud son capaces de soportar una semana entera sin comer. Ciertamente, la deshidratación se da especialmente por una enfermedad. Ejemplos clásicos son:

  • Diarrea crónica
  • Enfermedad del riñón
  • Golpe de calor
  • Diabetes
  • Vómitos frecuentes
  • Fiebre [1]
Perro

Justamente por eso, no es de extrañar que un perro deshidratado con frecuencia no quiere comer alimentos secos. También, pueden existir otras señales aquí, como son:

  • La orina de perro huele mal
  • Pulso aumentado
  • Orina de color amarillo oscuro
  • Encías secas
  • Asombro repentino
  • Pequeña cantidad de orina
  • Fatiga [2]

Si tu amigo de cuatro patas no bebe ningún líquido durante más de 12 horas, es de vital importancia que hagas algo de inmediato, te recomiendo la visita al veterinario. Debido a que esto pude indicar enfermedades graves.

Cuando el perro no quiere comer croquetas, es porque le hace falta agua. Con frecuencia se puede reconocer porque el amigo de cuatro patas tiene un pulso más elevado y la pipi es oscura. Igualmente puede tener la encía seca.

#2 Errores de entrenamiento

En muchos casos, los “amigos mimados” aunque estén entrenados, son muy demandantes pero no a propósito. Los errores de entrenamiento involuntarios más comunes están aquí:

  • Si el perro no come, se le da otro alimento mejor
  • El amigo de cuatro patas recibe comida de la mesa mientras mendiga
  • El perro recibe demasiados premios en la vida cotidiana. [3]

¿El problema? Si recompensas al amigo peludo porque no quiere comer croquetas, continuará haciéndolo en el futuro.

¿La solución? Poner límites claros mediante la introducción de reglas estrictas y rápidas. Los profesionales en la materia aconsejan en primer lugar renunciar a todos los premios en su vida habitual.

También, solo se le debe dar el tazón de comida al perro durante un tiempo determinado durante el día. Esto quiere decir que automáticamente sabrá apreciar la comida.

Es importante acudir con un experto en el tema, para tener consejos específicos y adecuados para cada perro.

A veces, los perros únicamente rechazan la comida seca debido a que fueron criados involuntariamente para hacerlo. En estos casos, el error de entrenamiento deberá revertirse. La manera más sencilla de hacerlo es no ofrecerle al perro ninguna otra alternativa.

Nuestra Recomendacion:

  1. Los 25 Inventos Más Geniales Para Perros

#3 Dolor de muelas

Cuando los perros tienen problemas con los dientes, entonces masticar, puede resultar muy doloroso. Las causas más comunes son:

  • Diente quebrado
  • Caries dental
  • Inflamación en el cuello del diente
  • Cambio de dientes
  • Agujero en el diente [4]

No debes creer que tu perro te advertirá sobre esto así nada más. Debido a que los amigos de cuatro patas han heredado este comportamiento de los lobos, ocultar el dolor.

Perro

No obstante, es fundamental prestar atención al comportamiento del amigo de cuatro patas. Es típico que el perro no quiere comer croquetas ni alimentos secos, sino que prefiera alimentos húmedos. Otros síntomas son:

  • Lloriqueo constante
  • Enrojecimiento visible del hocico
  • Mastica solamente de un lado 
  • Hinchazón o sangre en el hocico
  • El perro es sensible al tacto
  • Fuerte mal aliento
  • Babeo repentino [5]

Los perros afectados con frecuencia reaccionan de forma agresiva cuando les tocas el hocico. Es recomendable que visites al veterinario y humedezcas la comida en agua tibia.

Frecuentemente, cuando los perros luchan con el dolor de muelas, sienten dolor y no quieren comer alimento seco. Por lo general, se reconoce por el hecho de que el perro de repente tiene mal aliento, babea mucho y es sensible al tacto.

#4 Problemas en la boca

De igual manera del dolor de muelas y otros inconvenientes en la boca pueden modificar el comportamiento de comer y beber del amigo peludo. Las causas más comunes son:   

  • Infección de las encías
  • Cáncer
  • Astillas en las encías
  • Verrugas en la boca
  • Heridas abiertas [6]

En casi todos los casos masticar a menudo se convierte en una tortura, por lo tanto el perro no quiere comer croquetas, sino que más bien prefiere la comida húmeda. Otras señales típicas son:

  • Hocico hinchado
  • Menor cantidad de bebida
  • Mal aliento repentino
  • Enrojecimiento inusual
  • Salivación abundante [7]

Si notas algo diferente en el hocico del perro, es muy recomendable visitar a al veterinario como medida preventiva. Dado que el tratamiento temprano con frecuencia puede prevenir mucho.

Cuando el amigo peludo tienen problemas con las encías, la lengua u otras partes de la boca, se detecta a simple vista. El perro no quiere comer croquetas, enrojecimiento repentino, hinchazón o incluso formación excesiva de saliva.

#5 Dolor de estómago

Según los estudios, los humanos hemos sido omnívoros durante alrededor de 2,6 millones de años. Por otra parte los perros, eran carnívoros puros hace unos 30.000 años. [8]

Fue únicamente por medio de la domesticación que los perros se fueron convirtiendo cada vez más omnívoros. Por esto es que su sistema digestivo es mucho más primitivo y más susceptible a lo siguiente:

  • Infecciones virales
  • Alimentos ricos en fibra
  • Comer heces y pasto
  • Parásitos en el tracto digestivo
  • Restos de comida de personas
  • Comer demasiado rápido [9]
Perro

Si amigo peludo tienen dolor de estómago, entonces el perro no quiere comer croquetas su comida seca, pero tan solo por comer entonces ingieren comida húmeda. Otros síntomas son:

  • Inquieto al caminar
  • Salivación abundante
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea repentina
  • Ruidos en el estómago
  • Lamido constante de los labios
  • Apatía [10]

Si su barriga se encuentra mal, los síntomas desaparecerán después de un período corto de ayuno. En casos más graves, es mejor la vista al veterinario.

Cuando el perros luchan con el dolor de estómago, se refleja en sus hábitos alimenticios. Es típico que babeen mucho, parezcan impotentes, rechacen la comida seca, el estómago emita ruidos extraños y el perro no quiere comer croquetas.

Artículos más leídos:

  1. Qué Bien Huelen Los Perros vs. Los Humanos
  2. Qué Bien Escuchan Los Perros vs. Los Humanos

#6 Comida inapropiada

Aunque parezca contradictorio muchos dueños de perros suponen que su amigo peludo siempre está feliz de comer la misma comida. No se dan cuenta de que inclusive ellos mismos requieren mucha más variedad.

Al igual, que en las personas, donde los gustos son diferentes, también en los amigos de cuatro patas existen preferencias diferentes. Las causas comunes del rechazo pueden ser:

  • Comida para perros de mala calidad
  • Moho en el alimento
  • Falta de variedad
  • La comida se ha echado a perder
  • Intolerancia a la comida
  • Alergias alimentarias [11]

Es muy usual que el perro no quiere comer comida seca, pero sin embargo si come los premios. Las siguientes recomendaciones han demostrado ser muy eficaces en la práctica:

  • Mezclar comida nueva con la vieja
  • Agrega un huevo crudo a la comida
  • Mezclar el caldo de huesos con la comida
  • Cambiar la marca de la comida

En esta situación es muy recomendable realizar una verificación de alimentación, el indicado para esto es el veterinario. Esto significa que vas a recibir recomendaciones de alimentación específicas para tu mascota.

Cuando, el perro no quiere comer croquetas es porque obtienen lo mismo en su tazón todos los días. En algunos casos puntuales también puede ser que la comida tiene moho, se ha echado a perder o inclusive el animal es alérgico a ella.

Más consejos 

Para animar al perro a comer, los siguientes consejos han demostrado su eficacia en la práctica:

  • Persuasión: Siéntese junto a su perro y coma algo de un recipiente aparte. Muchos entonces también comienzan a comer automáticamente.
  • Mezcla: Si a tu perro no le gusta una determinada marca de comida, mézclala con otra comida hasta que el paquete esté vacío.
  • Cambio de sabor: Mezcla un poco de caldo de huesos, yogur natural, caldo de pollo o incluso huevos en la comida del perro.
  • Limpieza del tazón: Si hay restos de comida viejos en el tazón, los perros a menudo evitan su comida.
Perro
  • Control de cantidad: La mayoría de los fabricantes de alimentos para perros afirman que las cantidades de alimentos en los envases son claramente demasiado grandes. ¿Le estás dando demasiado a tu amigo de cuatro patas?
  • Incorpora el factor diversión: Combina la comida con la diversión, por ejemplo, este juguete de comida.
  • Comida húmeda: La mayoría de los amigos de cuatro patas prefieren la comida húmeda y la comida cruda biológicamente apropiada (BARF) a la variante seca.
  • Alimentación manual: Lo que sale de la mano del amo casi siempre se come. Sin embargo, algunos amigos de cuatro patas también se vuelven tercos.
  • Comida tibia: Si tu perro no está comiendo la comida seca, caliéntela un poco para intensificar su olor.
Otras causas

Si tu perro no quiere comer croquetas o comida seca ni nada más, esto también puede deberse a otras enfermedades. Los ejemplos típicos aquí son:

  • Envenenamiento
  • Problemas de hígado
  • Medicamento
  • Parálisis laríngea
  • Problemas gastrointestinales
  • Pancreatitis
  • Amigdalitis
  • Problemas de riñón
  • Depresión [12]

Nuestra Recomendacion:

  1. Top 25 Productos Para Perros

Kevin

Hola soy Kevin. Desde que nací estuve rodeado por un Labrador Retriever negro. Y mi lugar favorito para dormir cuando era pequeño era la cama precalentada de mi perro. En este sitio web comparto mis décadas de experiencia y pasión por los perros.

Nuevos Articulos