Mi Perro Tiene Arcadas Pero No Vomita | 10 Causas [2021]


Si el perro tiene arcadas, pero no vomita, esto puede ser un indicador de que hay un cuerpo extraño que se pudo haber tragado o un malestar estomacal. En casos muy puntuales, la bronquitis, la tos de las perreras, una torsión gástrica o un colapso traqueal pueden ser los motivos del reflejo nauseoso.

Las náuseas que vienen solas por lo general solo son motivo para preocuparse si ocurren de manera constante o si hay otros síntomas patológicos que no son comunes. [1]

Además si también hay dificultad para respirar al mismo tiempo, de igual manera puede tratarse de una emergencia. A continuación, conocerás las 10 causas más típicas y sus síntomas.

Nuestras Recomendaciones ❤️

#1 Malestar estomacal

El sistema digestivo en los amigos peludos es mucho más sensible si se compara con el de los humanos. Esto se debe a que los perros son descendientes en línea directa de los lobos.

Y los lobos son primordialmente carnívoros. Derivado de la domesticación, los perros se volvieron cada vez más omnívoros. No obstante, si se compara con nuestra digestión, la de ellos sigue siendo muy primitiva.

Esto, significa que inclusive en la más mínima inconsistencia en la comida de nuestro amigo de cuatro patas puede generarle malestar estomacal. Los desencadenantes más comunes de estos son de esto son:

  • Comer demasiado rápido
  • Comiendo hierba
  • Alergias a los alimentos
  • Endoparásitos
  • Alimentos tóxicos
  • Infecciones virales [2]
Perro

Esto puede provocarles que el perro tiene arcadas sin vómito, babeo intenso y pérdida del apetito. Otros síntomas comunes pueden son:

  • Babeo intenso
  • Lamido constante del hocico
  • Perro se niega a comer
  • Cansancio inusual
  • El perro parece deprimido
  • Flatulencia visible
  • Diarrea repentina [3]

Por lo general en casi todos los casos, el malestar estomacal sé quita por sí solo. Sin embargo si esto ocurre con frecuencia, lo más recomendable es hacer una revisión de alimentos.

Que el perro haga ayuno y también reducir su cantidad de agua que bebe por lo general ayudan a aminorar la sintomatología aguda. Enseguida se suele recomendar el arroz con pollo. [4]

El perro que tiene malestar estomacal con frecuencia tiene arcadas, pero no vomita, babea de manera anormal y se lame el hocico constantemente. Con frecuencia se puede reconocer porque el perro no se come sus premios favoritos y luce deprimido.

#2 Tos de las perreras

Varias bacterias y virus pueden ser responsables de afectar el sistema respiratorio superior y provocar que se inflame. De manera coloquial, este tipo de enfermedad también se conoce como “gripe canina”.

Debido a que el nombre “tos de las perreras” puede resultar engañoso dado que la enfermedad no tiene nada que ver con una perrera. Además de que el perro tiene tos, puede provocar otras molestias:

  • Pérdida de apetito
  • Problemas respiratorios
  • Nariz que moquea constantemente
  • Arcadas sin vomitar
  • Comportamiento sin conducción
  • Fiebre
  • Perro tose con flemas [5]

Justamente porque la tos de las perreras puede ser muy infeccioso para otros animales, es muy importante separar al perro de los demás en estos casos. No obstante, la infección no es posible que se transmita a los humanos.

Para poder darle cualquier tratamiento siempre es necesaria la vista al veterinario para que le haga una evaluación y conozca cuál es la razón. En la mayoría de los casos, es muy aconsejable el uso de antibióticos. Por lo que la recuperación puede ser relativamente rápida. [6]

Los perros que llegan a padecer tos de las perreras generalmente tienen ataques de tos, pero además con mucha frecuencia el perro tiene arcadas, pero no vomita. De igual manera se puede distinguir por el hecho de que la nariz está constantemente goteando, el perro carece de apetito, parece muy cansado y con sueño la mayor parte del tiempo.

#3 Cuerpos extraños ingeridos

Al momento de tener un perro cachorro es muy importante que sepas que su curiosidad es enorme y puede llegar a ser algo negativo. Dado que con mucha frecuencia es capaz de tragarse una gran variedad de objetos. Los ejemplos más comunes pueden ser:

  • Trozos de hueso demasiado grandes
  • Juguetes demasiado pequeños
  • Envases de alimentos
  • Pelotas pequeñas
  • Juguetes rotos [7]

Si alguno de estos objetos se atora en su tráquea o garganta, además de que tendrá problemas para podre respirar, también tiene arcadas permanentes, pero no llegara a vomitar. 

Perro

De igual manera se puede reconocer por el hecho de que el amigo peludo se rasca el hocico con las patas y puede parecer que se ha atragantado demasiado. Otros síntomas comunes por lo general son:

  • El perro respira con dificultad
  • Tos y asfixia
  • Babeo repentino
  • Lamido constante del hocico
  • Perro se niega a comer
  • Inquietud física
  • Agresión repentina [8]

Si el objeto se encuentra atorado en la garganta, regularmente puedes sacarlo tu mismo. Se requieren dos personas, una para sujetarlo y la otra debe abrir su hocico y sacar el objeto.

Si no puedes detectar nada, es muy recomendable la consulta con el veterinario. Ya que él puede localizar fácilmente el objeto con la ayuda de un endoscopio y un examen de ultrasonido.

El tratamiento va a depender del motivo individual. En situaciones simples el problema se puede llegar a solucionar solo, en otras ocasiones será necesario la medicación o inclusive una intervención quirúrgica. [9]

Si los perros tragan por equivocación algún objeto extraño, esto puede llegar a provocar que el perro tiene arcadas, pero no vomita. Los amigos cuadrúpedos que se ven afectados, por lo regular, a menudo se ahogan, pero no llegan a expulsar nada. De igual manera puede producirse babeo repentino y rascarse el hocico.

Nuestra Recomendacion:

  1. Los 25 Inventos Más Geniales Para Perros

#4 Colapso de la tráquea

En varias razas de perros, el cartílago que rodea la tráquea es tan vulnerable que se colapsa con el tiempo.

Justamente por esta razón, la tráquea se va estrechando cada vez más y la respiración se torna cada vez más difícil. Por cuestiones que aún no se han aclarado, las siguientes especies se ven afectadas principalmente con más frecuencia:

  • Bichón Maltés
  • Pomerania
  • Yorkshire Terrier
  • Shih Tzu
  • Pug
  • Caniche Toy [10]

Afortunadamente, tal colapso no se da de forma repentina, si no se va presentando gradualmente. La respiración agitada y un ruido ronco al respirar se encuentran entre los primeros síntomas. Otros signos son:

  • Tos cuando despierta
  • Frecuencia respiratoria rápida
  • El perro se agota rápidamente
  • Membranas mucosas azules
  • Tos seca
  • Sibilancias [11]

La manera más fácil de determinar si existe una tráquea colapsada es con una ecografía. Entonces, también, la terapia que se aplique dependerá de la gravedad en la que se encuentre.

En casos no tan avanzados, los medicamentos o los esteroides serán suficientes para este tema. Sin embargo, en casos ya graves con dificultad respiratoria aguda, igualmente puede ser necesaria inclusive una intervención quirúrgica.

Cuando se trata de una especie pequeña con un hocico corto ellas son genéticamente más propensas a sufrir colapso de tráquea, lo que provoca que se estrechen cada vez más las vías respiratorias. Las quejas más comunes son cuando el perro tiene arcadas, pero no vomita y su respiración es muy ruidosa.

#5 Parálisis laríngea

Por situaciones desconocidas hasta la actualidad, los nervios de la laringe se hacen menos eficientes y no es capaz de cumplir con su función en algunas razas. Los músculos de la laringe son incapaces de reaccionar a esto.

¿Cuál es la causa? La laringe además de ser la conexión entre la tráquea y la garganta, también desempeña un papel central en la respiración, la alimentación y la bebida.

Los perros que se ven afectados se ahogan constantemente al momento en que beben y comen. La tos y las arcadas sin vómito también suelan ser muy típicas. Otros síntomas son:

  • Membranas mucosas azuladas
  • El perro es más sensible al calor
  • El tono del ladrido aumenta
  • Perro jadea al respirar
  • Tos durante la actividad física [12]
Perro

De acuerdo a los estudios, esto es más común en razas viejas y grandes. Los Setters, los perros Retriever y los perros Boyeros se ven especialmente afectados.

Por fortuna, igualmente se puede detectar esta enfermedad, por lo que se pueden tomar medidas apropiadas. Debido a que si no de un tratamiento, de igual manera puede resultar fatal en algunas circunstancias.

Al inicio, se suelen utilizar varios medicamentos para el tratamiento. En situaciones ya muy avanzadas, la laringe es capaz de corregirse con una operación quirúrgica. [13]

Los perros que padecen parálisis laríngea sufren náuseas cada vez más conforme va avanzando la enfermedad, al momento en que toman agua o comen y se introduce por la tráquea. La tos y las arcadas constantes sin vomitar también son típicas en esta caso. Esto es capaz de solucionarse con medicina o una intervención quirúrgica.

#6 Torsión gástrica

En al momento en que el estómago del perro vira, lo que sucede es que gira alrededor de su propio eje longitudinal. Se trata de una enfermedad potencialmente mortal, la “madre de todas las emergencias”.

De esta manera es llamada por los expertos, debido a que la torsión gástrica si no se trata de manera inmediata puede tener un resultado fatal en algunas cuantas horas. ¿Cuál es el motivo? El suministro de sangre se bloquea cuando el estómago gira.

Generalmente es posible de reconocerse por el hecho de que el estómago se inflama de repente y el amigo de cuatro patas se torna cada vez más intranquilo. Otros síntomas comunes son:

  • Encías pálidas
  • El perro parece estresado
  • Sensibilidad al tacto
  • Babeo intenso
  • Respiración rápida
  • El perro tiene arcadas pero no vomita
  • Colapso circulatorio [14]

Por fortuna, los estudios muestran que solo 1 de cada 160 perros lo padecerá. Es más común que esto se presente en los amigos de gran tamaño y en perros viejos. [15]

Practicar una cirugía por lo regular es indispensable para la cura de este padecimiento. Con esta práctica, el estómago volverá a su posición inicial y por consiguiente la sangre fluirá de manera normal.

Si tienes la mínima sospecha de que existe una torsión de estómago, es fundamental comunicarse con el servicio de emergencia veterinaria de forma inmediata. Cuanto antes lo hagas, mayor serán las posibilidades de tratamiento.

Cuando el perro presenta torsión gástrica con frecuencia tiene arcadas varias veces seguidas sin que llegue a vomitar. Igualmente, una torsión de estómago por lo general se puede distinguir por el hecho de que el abdomen del perro se inflaba de repente y el amigo peludo luce muy intranquilo.

#7 Bronquitis

Al tracto respiratorio inferior de igual manera se le puede dar el nombre de bronquios, así lo conocen los médicos. Su función primordial es la de suministrar y transportar oxígeno a ambos pulmones.

No obstante, si las bacterias se comienzan a acumular en los bronquios, entonces estos comenzaran a hincharse. Los expertos la llaman “bronquitis”.

En casos aislados, los irritantes, los virus, alérgenos o incluso parásitos chupadores de sangre pueden ser responsables de esto. Los signos más típicos pueden ser:

  • Arcadas sin vomitar
  • Comportamiento sin conducción
  • El perro siempre está lloriqueando
  • Agotamiento rápido
  • Frecuencia respiratoria rápida
  • Nariz que moquea constantemente
  • Tos frecuente
  • Respiración jadeante [16]
Perro

Para poder suministrar el tratamiento es necesario tener un diagnóstico previo de la causa. Los medicamentos que son antiinflamatorios especialmente son utilizados para contrarrestar infecciones bacterianas y virales.

No obstante si las reacciones alérgicas son las causantes, los antihistamínicos igualmente pueden aminorar los síntomas agudos. Sin embargo, a largo plazo, es esencial prevenir los alérgenos. [17]

En nuestros amigos cuadrúpedos, la bronquitis suele provocar ruidos extraños al respirar, tos constante, agotamiento rápido. Entre varias situaciones, el perro que se ve afectado entonces tiene arcadas, pero no vomita. Para darle un tratamiento, será necesaria la visita al veterinario. 

Artículos más leídos:

  1. Qué Bien Huelen Los Perros vs. Los Humanos
  2. Qué Bien Escuchan Los Perros vs. Los Humanos

#8 Cáncer de laringe y tráquea

En casos particulares, una enfermedad tumoral igualmente puede ser responsable de que el perro se comporte de una manera inusual. Cuando un perro padece estos tipos de cáncer los síntomas son muy similares.

El cáncer de laringe por lo general ocurre generalmente en perros de edad media y mayor. Fundamentalmente, puede afectar a todas las razas. No obstante, los machos se ven afectados con mayor frecuencia.

Al inicio de manera general, es posible reconocer dado que el amigo peludo comienza a ladrar en un tono diferente o repentinamente ya no puede ladrar en absoluto. Otras causas comunes son:

  • El perro se agota rápidamente
  • Tiene arcadas sin vomitar
  • Membranas mucosas azuladas
  • Dificultad al tragar
  • Aumento de la respiración por la boca
  • Perro respira fuerte
  • Colapso por esfuerzo
  • Tos constante [18]

El motivo de este padecimiento aún no está claro. El tumor por lo general se puede extraer quirúrgicamente para su tratamiento. En cuanto más rápido sea posible su diagnóstico, mayor será la oportunidad de que se cure y continúe viviendo.

El cáncer de tráquea igualmente es comparativamente extraño. Los síntomas por lo regular son muy parecidos al del cáncer de laringe. En algunos casos se puede, utilizar radioterapia para tratarlo.

Cuando existe un tumor en la laringe o la tráquea, este es capaz de provocar arcadas continuas en nuestro amigo peludo pero sin llegar al vómito. También, con mucha frecuencia se puede reconocer porque su tono cuando ladra cambia y presenta cada vez más y más tos.

#9 Amigdalitis

Las amígdalas integran una parte del sistema de defensa natural del perro. Dado que poseen grandes cantidades de glóbulos blancos y estos pueden matar posibles patógenos.

No obstante, de manera contradictoria, las propias amígdalas son capaces de convertirse en un gran problema si llegan a infectarse. Si no te has enfermado de las anginas, el momento en que tragas es muy doloroso, si lo has hecho sabes de qué hablamos.

Además, las amígdalas inflamadas con frecuencia pueden ser detectadas por el hecho de que se inflaman significativamente y el perro prefiere cada vez más dejar de comer y beber. Otras sintomatologías comunes son:

  • Perro mira la comida pero no come
  • Arcadas constantes como si algo se atascara en la garganta
  • Babeo inusualmente intenso
  • El perro respira muy fuerte
  • Lamido constante de hocico [19]
Perro

A pesar de que suele atragantarse demasiado, generalmente no vomita. En la mayoría de las ocasiones, las bacterias son las culpables de esto. Dado que los antibióticos por lo general se ocupan para el tratamiento.

Con la suministración de medicina, la inflamación debe comenzar a ceder en unos pocos días. En casos muy severos, las amígdalas de igual manera se pueden extirpar con una operación quirúrgica si fuese necesario. [20]

Una amigdalitis en perros puede hacer que rechacen repentinamente la comida y el agua y por lo tanto tiene arcadas constantes, pero no vomita. También, los amigos cuadrúpedos afectados con mucha frecuencia se lamen el hocico y su respiración se vuelve inusualmente fuerte.

#10 Rinitis

Cuando las membranas mucosas nasales se hinchan, también se habla de “rinitis”. Por lo general, las bacterias, los hongos y los alérgenos suelen ser los responsables de esto.

Se dice que los Galgos, los Border Collies, los Pastores Ovejeros Australianos y todas las especies de Bulldog se ven particularmente afectados. El motivo de esto en la actualidad sigue siendo incierto.

Un reflejo nauseoso solamente pasa en el caso de que sea muy severa la inflamación o rinitis crónica. Otros síntomas comunes pueden ser:

  • Mal aliento extremo
  • Pérdida de apetito
  • Estornudos frecuentes
  • Inquieto caminando
  • Perro se frota el hocico
  • Respiración fuerte por la nariz
  • Perro huele mal
  • Hemorragias nasales [21]

Cuando hay quejas constantes, por lo general se trata de alérgenos. Por este motivo, los veterinarios suelen sugerir una prueba de alergias en estas situaciones. Pero por desgracia no existe cura para esto.

Más bien, este tipo de padecimientos se deben prevenir para evitar posibles reacciones. La medicina que es antiinflamatoria igualmente es capaz de ayudar con las infecciones fúngicas o de bacterias. [22]

Los perros con rinitis padecen de mal aliento y también se la pasan rascándose el hocico con frecuencia. De igual manera, la sintomatología grave o crónica pueden ocasionar arcadas pero sin llegar vómito.

Causa de los vómitos

Las siguientes causas también el perro tiene arcadas. En la mayoría de los casos, sin embargo, los perros también vomitan:

  • Efectos secundarios de la medicación
  • Lombrices intestinales y del estómago
  • Envenenamiento
  • Intolerancia a la comida
  • Insuficiencia hepática y renal
  • Infecciones bacterianas
  • Infecciones virales
  • Moquillo
  • Síndrome del intestino irritable
  • Síndrome de vómito bilioso
  • Cambio repentino en la dieta
  • Alergias [23]

Nuestra Recomendacion:

  1. Top 25 Productos Para Perros

Kevin

Hola soy Kevin. Desde que nací estuve rodeado por un Labrador Retriever negro. Y mi lugar favorito para dormir cuando era pequeño era la cama precalentada de mi perro. En este sitio web comparto mis décadas de experiencia y pasión por los perros.

Nuevos Articulos