Mi Perro Tiene El Estómago Duro | 8 Razones [2021]


Si los perros repentinamente llegan a tener un estómago duro, esto puede ser un indicador de una torsión gástrica, hemorragia interna o gases. En casos muy específicos, esto de igual manera puede tratarse de una peritonitis, una infección por nematodos o incluso un tumor de barriga.

Como norma general, solo existe motivo de preocupación si el endurecimiento es permanente, se notan chichones raros o se manifiestan otros síntomas patológicos.

Debido a que los perros en muy raras ocasiones comunican el dolor existente, es de suma importancia poder distinguir entre las insignificancias que se curan a por sí mismas y las enfermedades que ya se consideran como graves.

Por este motivo, se explican a continuación acerca de las 8 causas más comunes de dolor de barriga y sus síntomas típicos.

Nuestras Recomendaciones ❤️

#1 Torsión gástrica

Los expertos suelen describir que la torsión gástrica es la “madre de todas las emergencias”. Justamente porque si no se trata, puede resultar fatal en unas cuantas horas.

En estos casos, el estómago del perro gira alrededor de su propio eje longitudinal, de tal manera que todos los gases bloquean la panza y de igual manera el suministro de sangre también.

Según las investigaciones, se dice que aproximadamente uno de cada 160 perros puede presentar una torsión de estómago. [1] Igualmente de que el perro tenga una barriga dura, sin embargo, hay otros síntomas:

  • Flatulencia severa
  • Respiración fuerte
  • Dolor fuerte
  • Latidos cardíacos acelerados
  • Reflejo nauseoso sin vómitos
  • Respiración fuerte
  • Comportamiento inquieto
  • Babeo intenso [2]
Perro Acostado

Hasta el día de hoy no está claro cuál es la causa de la torsión de estómago. Según los estudios, muestran que las razas grandes y los perros viejos se ven afectados más frecuentemente.

Una operación quirúrgica por lo general es requerida para la corrección. Lo que sé hace es, liberar el gas reprimido y en seguida la panza se coloca nuevamente en su posición original.

Es muy importante la visita al veterinario lo más pronto posible, dado que será mayor la posibilidad de suministrarle un tratamiento para su supervivencia. Y es que en estos casos si no se trata, en su mayoría conduce a una muerte agonizante. [3]

Los perros que padecen torsión gástrica experimentan un dolor cada vez más fuerte en la barriga, frecuentemente tienen arcadas una tras otra, tienen muchísimos gases y desarrollan una barriga inusualmente dura. Esta se trata de una emergencia veterinaria la cual necesita una intervención de urgencia.

#2 Ascitis

Cuando el perro padece ascitis, existe una acumulación de líquido en la panza debido a la enfermedad. Los médicos igualmente hablan aquí de “ascitis”. Los síntomas más comunes son:

  • Vómitos repentinos
  • Sed fuerte
  • Languidez
  • Gimiendo mientras está acostado
  • Aumento de peso rápido
  • Estómago duro e hinchado
  • Respiración rápida
  • Falta de energía [4]

Como norma general, el motivo de la acumulación patológica de agua simplemente representan únicamente un signo de otra enfermedad subyacente. Las causas más comunes son:

  • Insuficiencia cardiaca
  • Enfermedad del hígado
  • Infección bacteriana
  • Cáncer de estómago
  • Rotura de vejiga
  • Hemorragia interna
  • Bajo contenido de proteínas en la sangre [5]

Debido a que las causas de estos síntomas pueden ser muy diversas, es fundamental la visita al veterinario para el diagnóstico. Un análisis de sangre y una ecografía por lo regular suelen ser ideal para ello.

El tratamiento que se le indique va a depender de la causa que haya provocado este mal. En dado caso de que la inflamación sea causada por bacterias, suministrar medicamentos suele ser suficiente, mientras que en el caso de que exista un tumor es necesario una intervención quirúrgica.

En el momento en que el perro padece ascitis, sufre una acumulación de líquido en la barriga. Entonces el estómago se pone extremadamente duro y se vuelve más grande. Igualmente, esta enfermedad se distingue por el hecho de que los amigos peludos se quejan cuando están acostados y casi no tienen energía.

Nuestra Recomendacion:

  1. Los 25 Inventos Más Geniales Para Perros

#3 Gas

El sistema digestivo es diferente en cada perro. Justamente por este motivo, algunos alimentos son capaces de producir gases durante la digestión y esto se manifiesta como flatulencias.

En la mayoría de los casos se debe a que los perros comen demasiado rápido. Justo porque si la comida no es pre-digerida lo suficientemente bien, por lo tanto los intestinos y el estómago tienen que poner una capa extra. [6]

Esto es particularmente real en las especies que siempre se encuentran hambrientas como Labrador Retrievers, Rottweilers y Beagles. Otros motivos comunes de flatulencia son:

  • Restos de comida de las personas
  • Cambio de dieta
  • Alimentos generadores de gases
  • Comida para perros de mala calidad
  • Alergias a los alimentos
  • Intolerancia a la comida
  • Envenenamiento
  • Productos lácteos y soja [7]
El Perro Se Acuesta De Lado

Si el perro presenta el estómago duro se trata de gases. Por lo tanto, no debería sentir ningún bulto o protuberancia. Generalmente, solo es motivo de preocupación si el problema es permanente.

Dado que la flatulencia se debe especialmente a comer demasiado rápido, un plato para comer lento de este tipo puede ayudar. Justo porque se asegura sistemáticamente de que los perros coman más lentamente.

De igual manera, ayuda a dividir la comida diaria en 3-6 porciones más pequeñas. Si esto es demasiado estresante para ti, entonces un alimentador automático de este tipo también puede ayudarte.

El gas en los perros se manifiesta por medio de las flatulencias, además de que la barriga se hincha y se torna muy dura. Las causas que son más típicas en estos casos suele ser que come demasiado rápido, un cambio repentino en la dieta, así como intolerancias y alergias.

#4 Peritonitis

Los órganos de los amigos de cuatro patas están cubiertos con una piel fina, que se llama “peritoneo”. Cuando esta membrana se inflama, los expertos dicen que se trata de una “peritonitis”.

Con mucha frecuencia esta inflamación se causa por bacterias que sé originan de una herida externa. Otras razones típicas pueden ser:

  • Astillas de hueso puntiagudas
  • Inflamación del páncreas
  • Rotura de la vesícula biliar
  • Abscesos hepáticos
  • Ingestión de juguete
  • Rotura de la vejiga [8]

La peritonitis por lo general se reconoce dado que el abdomen se pone duro y se inflama mucho más de lo habitual. Los signos más comunes son:

  • Respiración rápida
  • Vómitos repentinos
  • Languidez
  • Dolor fuerte
  • Aullando al levantar
  • Perro niega actividad
  • Sangre alrededor de las heces
  • Comportamiento similar al shock [9]

Generalmente en todos los casos, se requiere practicar una operación quirúrgica de inmediato para el tratamiento. Después, con mucha seguridad se usan antibióticos para contrarrestar la infección.

Este padecimiento se trata de una emergencia médica que, si no es tratada, puede inclusive poner en peligro la vida. Por lo que se recomienda llevar al perro al veterinario de manera urgente. [10]

Los perros que padecen peritonitis por lo general tienen un estómago inusualmente duro e hinchazón severa en la panza. Esta afectación se puede reconocer por falta de impulso, respiración rápida, y sangre en las heces, entre varias cosas.

#5 Síndrome de Cushing

Cuando se siente un peligro es inminente, entonces, el cuerpo del perro es capaz de liberar principalmente adrenalina y cortisol para que su cuerpo sea lo más eficiente posible si hay alguna urgencia.

Este mecanismo es de manera automática. No obstante el síndrome de Cushing acentúa la producción de hormonas del estrés sin importar si hay una emergencia o no. [11]

Por lo que, el nivel de la hormona del estrés aumenta constantemente y el perro está en alerta permanente. Generalmente, se puede reconocer por los siguientes síntomas:

  • Estómago duro
  • Sed excesiva
  • Necesidad constante de orinar
  • Hambre constante
  • Pérdida de pelaje aislada
  • Comportamiento inquieto y nervioso
  • Estómago hinchado
  • Temblor repentino [12]
Perro

Cerca del 80% de los casos, la causa siempre se trata de la existencia de un tumor del tamaño de un guisante en la glándula pituitaria. Para llevar un tratamiento, este pequeño tumor en su mayoría se extirpa mediante cirugía.

En función de la causa, suministrar medicina también puede ser suficiente para el tratamiento. Sin embargo como siempre es de suma importancia acudir al veterinario. [13]

En etapas ya más avanzadas, los amigos peludos que padecen síndrome de Cushing desarrollar un estómago esférico y duro. Esta afectación también se puede reconocer a menudo por la pérdida de pelaje, mucha hambre, en la barriga dura e inflada, comportamiento inquieto y sed intensa.

#6 Sangrado interno

Varias lesiones son capaces de causar que los perros sangren por dentro y que la sangre se acumule en el abdomen. Las causas típicas aquí son:

  • Caso de exaltación
  • Accidente automovilístico
  • Pelea con otro perro
  • Envenenamiento

Además del endurecimiento de la panza, suele haber otros síntomas. Estos pueden ser:

  • Perro gruñe cuando lo acarician
  • Respiración superficial
  • Encías pálidas
  • Diarrea negra
  • Falta de concentración
  • Sintiéndose débil
  • Latidos cardíacos acelerados
  • Comportamiento depresivo [14]

Si tienes alguna sospecha, deberás acudir a tu veterinario de manera inmediata. Después de la revisión ocular, un examen de rayos x o un ultrasonido serán suficientes para detectar la causa.

En caso de que el perro haya perdido mucha sangre, igualmente puede ser necesaria una transfusión de sangre de manera urgente. La terapia que se le dé va a depender de la causa.

Varios accidentes pueden ser los causantes de hemorragia interna en perros. Con frecuencia, la sangre se almacena en el abdomen, y esto produce que el abdomen sea más grande y más duro. También, suelen existir otros síntomas que se relacionan con las lesiones, como respiración superficial y sangre en las heces.

Artículos más leídos:

  1. Qué Bien Huelen Los Perros vs. Los Humanos
  2. Qué Bien Escuchan Los Perros vs. Los Humanos

#7 Infección por lombrices intestinales

Los gusanos redondos son uno de los parásitos que son más frecuentes en los cachorros y perros callejeros. Se transmite con mucha facilidad por medio de la leche materna en cachorros de madres que pacen esto.

Los perros de igual manera son capaces de contraer lombrices intestinales cuando comen excrementos extraños o inclusive algún pájaro, ratón o algunos animales pequeños que están infectados. Los signos comunes son:

  • Estómago notablemente duro
  • Panza sensible al tacto
  • Flatulencia permanente 
  • Sintiéndose débil
  • Pequeños gusanos blancos en el excremento
  • Diarrea y vómitos
  • Pérdida de peso [15]
Perro Acostado

El veterinario en estos casos debe examinar algunas heces para realizar un diagnóstico. Si la infestación es muy grave, los mismos gusanos se encuentran en el excremento. En las primeras etapas, solamente los huevos se reconocen frecuentemente.

Con el suministro de medicamentos, las lombrices intestinales por lo general se pueden tratar de manera muy efectiva. Como en todas las afectaciones la visita al veterinario es de vital importancia, aquí sobre todo para que los gusanos no se propaguen más.

El tratamiento antiparasitario que se debe usar se aplica de dos a tres etapas, la primera es matar a todos los gusanos, después retirar a los huevos y por último darle seguimiento, es decir tenerlo bajo vigilancia. [16]

Si los perros se encuentran infectados con lombrices intestinales, esto lo podemos detectar porque tiene un estómago duro e hinchado. Si esta avanzada la infestación, puede haber gusanos en sus propias heces. En estos casos, una cura antiparasitaria suele ser suficiente para el tratamiento.

#8 Tumor de estómago

Por fortuna, el cáncer de estómago es muy poco común en los amigos de cuatro patas. Según las investigaciones se dice que solo alrededor del 0,5% de todos los perros diagnosticados con cáncer lo padecen. [17]

Los tumores que aparecen en la barriga, no siempre son malignos. En algunas circunstancias, el amigo peludo igualmente puede tener suerte y que no sea un tumor malo. Generalmente, se puede identificar por los siguientes síntomas:

  • Excremento negro y brillante
  • Vómitos crónicos
  • Languidez
  • Dificultad para respirar
  • Sangre en las heces
  • Incontinencia repentina
  • Alternando entre pérdida de apetito y antojos
  • Estómago duro e hinchado
  • Pérdida de peso [18]

Para tener el diagnóstico, el veterinario deberá aplicarle un examen de rayos x y ultrasonido. Justo con la información obtenida, se podrá aplicar el tratamiento, dependerá del tipo y la gravedad del tumor.

Si el cáncer aún no se ha esparcido y todavía es relativamente pequeño, por lo general se puede extirpar quirúrgicamente. No obstante, en determinadas circunstancias, de igual manera pueden ser necesaria practicar quimioterapia o la radioterapia.

Los perros que tienen un tumor de estómago la mayoría de las veces se puede detectar porque el abdomen se encuentra duro. Igualmente, pueden existir otras señales patológicas como heces oscuras, vómitos constantes y falta de impulso.

Nuestra Recomendacion:

  1. Top 25 Productos Para Perros

Kevin

Hola soy Kevin. Desde que nací estuve rodeado por un Labrador Retriever negro. Y mi lugar favorito para dormir cuando era pequeño era la cama precalentada de mi perro. En este sitio web comparto mis décadas de experiencia y pasión por los perros.

Nuevos Articulos